Blog


La visión artificial

La visión artificial

¿Puede un ciego recuperar la visión? Está es una muy buena pregunta hoy en día.

La medicina y la oftalmología en particular han evolucionado de manera portentosa en los últimos años gracias entre otras cosas a los avances tecnológicos.

La visión artificial es la posibilidad que queda cuando las células fotorreceptoras del ojo han quedado totalmente dañadas. Parece ciencia ficción. Sin embargo, hay en desarrollo varias posibilidades de conseguir restaurar la visión en pacientes que la han perdido.

Hoy nos gustaría explicar un poco una de las posibilidades más avanzadas.

Me refiero a la retina artificial.  Hace pocos días se ha empezado a comercializar la primera prótesis de retina artificial de la historia. http://www.2-sight.eu/en/product-en

¿Que es la retina artificial?

Consiste en una minúscula placa con “electrodos” que reciben señales eléctricas y la transmiten a la retina interna no degenerada, que a su vez la envían al cerebro para permitir la visión.

El sistema necesita una cámara de vídeo montada sobre unas gafas, la cámara capta imágenes, las transforma en señal eléctrica y las envía prótesis de retina, utilizando una antena pequeña. La prótesis tiene una parte colocada en la pared del ojo por fuera, que transforma la señal de video en impulso eléctrico, y La placa con electrodos,  que se coloca mediante cirugía compleja en la superficie de la retina desde donde estimula las células internas de la retina no degeneradas. De esta manera, la retina  puede recibir estímulos visuales a pesar de que las células fotorreceptoras estén degeneradas.

http://blogthinkbig.com/el-primer-ojo-bionico-del-mundo/

http://www.technologyreview.es/read_article.aspx?id=42454

¿Es una solución definitiva?

Bueno, lo cierto es que probablemente estamos viendo los primeros pasos de tecnología que revolucionara nuestra especialidad. Y en este sentido hay que interpretarlo. Si nos acordamos de cómo empezaron los teléfonos móviles (mamotretos carísimos con muy poca cobertura) y lo que son ahora (oficinas portátiles que nos dan acceso a cantidades impensables de información y conexiones), podemos intuir el significado de la ventana que se ha abierto. Actualmente la visión que proporcionan es muy limitada: en el mejor de los casos diferenciar luz y sombra y movimientos. Esto que parece poco, es muchísimo para los que han perdido estas capacidades. No obstante el modelo superior con más electrodos ya está en desarrollo. Tampoco conocemos en realidad cuanto tiempo podremos mantenerla en funcionamiento y quedan muchos problemas prácticos por resolver.

Pueden beneficiarse de ella solo pacientes que hayan perdido las células fotorreceptoras, todavía puedan percibir luz y mantengan funcionantes el resto de las células de la retina, el nervio y la corteza visual cerebral. No sirve para por ejemplo, pacientes que hayan perdido la visión debido a un glaucoma o diabetes.

No cabe duda de que en los próximos años vamos a tener acceso a una manera completamente diferente de abordar los problemas serios oculares

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.